Comprar Carbohidratos

Batidos y suplementos de carbohidrato 

Existen muchos suplementos en el mercado de la nutrición deportiva a base de carbohidratos, la mayoría de ellos presentados en formato de polvo como las amilopectinas, dextrosas y derivados, aunque también podemos encontrarlos en formato de gel o directamente preparados, los cuales se utilizan bastante en los deportes de larga distancia o endurance, ya que en dicha disciplina se convierten en un indispensable para conseguir con éxito los objetivos del atleta debido a que son la energía primaria que alimenta los músculos, además de favorecer la reposición de glucógeno muscular, la cual va mermando en consecuencia de una actividad física prolongada en el tiempo.

Filtrar por
Mostrando 1-2 de 2 artículo(s)

Tipos de carbohidratos

 

Existen principalmente 2 grupos de carbohidratos, los simples y los complejos. Dentro del primer grupo podemos encontrar los azúcares simples como el azúcar de mesa, la fructosa (presente en la fruta) o la dextrosa entre otros, los cuales se metabolizan rápidamente ofreciendo una rápida entrega de energía y generando grandes picos de insulina (hormona que segrega el páncreas para regular el azúcar en la sangre), aunque también depende de la cantidad que ingiramos, ya que hay carbohidratos con un alto índice glucémico (velocidad con la que se libera el azúcar en la sangre) que poseen una carga glucémica (cantidad de glucosa) muy baja, como es el caso de la sandía por ejemplo.

Lo bueno de estos carbohidratos como hemos comentado anteriormente, es que son capaces de liberar grandes cantidades de energía en poco tiempo, por lo que se convierten en el aliado perfecto cuando necesitamos energía instantánea. No obstante el problema es que cuando los consumimos en un momento en el que nuestro cuerpo no vaya a utilizar dicha energía, y más aún cuando no somos personas entrenadas con un metabolismo eficiente, lo más normal es que el excedente de energía acabe acumulándose en forma de grasa en nuestros adipocitos (células que captan la grasa).

Por otro lado los carbohidratos complejos se digieren y metabolizan de una forma más lenta, principalmente gracias a que son ricos en fibra como los cereales, granos integrales o fruta entera entre otros. Gracias a esto la glucosa que contienen pasa al torrente sanguíneo de una manera paulatina, evitando los picos de insulina y ofreciendo una energía sostenida en el tiempo. Además como van liberando glucosa poco a poco, es más difícil que se acumulen en forma de grasa, a diferencia de los carbohidratos simples. 

¿Por qué comprar carbohidratos? 

Aunque durante mucho tiempo han estado en el punto de mira y se han demonizado, realmente su consumo regular tiene muchos más pros que contras, ya que entre los muchos beneficios que nos pueden aportar (siempre teniendo en cuenta fuentes naturales y no procesadas) encontramos que ayudan a regular la glucosa en sangre, mejoran el tránsito intestinal, reducen la ansiedad gracias a que son precursores de la serotonina, promueven un sueño reparador, etc.

Realices o no deporte incluirlos en tu dieta en cantidades moderadas sin duda te proporcionará grandes beneficios, ¡así que no los tengas en tu lista negra! 

Cuándo consumir los carbohidratos 

Partiendo de que la mayor ingesta que debemos realizar tiene que provenir de fuentes naturales y preferiblemente complejos, el mejor momento para incluirlos sería en el entorno del entrenamiento o una actividad física demandante, ya que de esta forma aprovecharemos de manera más eficiente la energía que nos proporcionan reduciendo las posibilidades de que acaben en nuestros michelines. No obstante y en momentos puntuales como el post-entrenamiento, podemos incluir carbohidratos simples para acelerar la reposición de glucógeno muscular. 

Existe algún tipo de efecto secundario con el consumo de carbohidratos 

A día de hoy no existe ninguna evidencia científica de que tengan efectos negativos contra la salud, siempre teniendo en cuenta que elijamos fuentes naturales y en cantidades moderadas. Ya que un consumo excesivo de azúcares simples o carbohidratos altamente procesados están directamente relacionados con trastornos metabólicos como la diabetes tipo 1 y 2, resistencia a la insulina, inflamación crónica de bajo grado e incluso se relaciona con algunos tipos de cáncer. ¡Elige siempre fuentes naturales!

Menú

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse